El momento de llevar a cabo un diseño industrial del papel a la realidad, es necesaria la fase del prototipado. Es decir, es necesaria la parte previa, la creatividad, y la parte posterior, la práctica, para lograr un equilibrio en el diseño. Esta nueva fase te permite tomar decisiones informadas y basadas en pruebas que has realizado y no solo mediante la intuición. Es decir, en el momento de realizar el prototipo conoces el diseño industrial creado. Y, por tanto, mediante los prototipos se pueden hacer pruebas de uso y mejoras del producto final.

Muchas veces los prototipoprototipos pueden ser considerados una especie de boceto. Mediante este puedes poner a prueba la interactividad del sitio web o aplicación. De manera más sencilla, es la primera visión del producto final que será reconstruida en base a las pruebas y los errores que se detecten en dicho prototipo. Es por eso, que los prototipos son un elemento imprescindible cuando se habla del registro del diseño industrial.

Para realizar las pruebas de usabilidad hay ciertos aspectos básicos a tener en cuentas:

  • Conocer el producto final. Es muy importante conocer tu objetivo final, es decir el producto final que quieres conseguir con el proyecto. Se trata de elegir el aspecto que quieras que el diseño industrial tenga.
  • Elegir el público objetivo. Cada producto o servicio va dirigido a un público objetivo que tiene diferentes hábitos y expectativas. Es importante elegir al grupo que representa tu futuro público objetivo, para determinar con ellos si realmente el prototipo cumple con las expectativas.
  • Analizar los resultados. Una vez realizadas las pruebas recogemos toda la información recabada para así añadirla con la que ya poseíamos y modificar el producto final.

Además, los prototipos mejoran la comunicación interna y externa. Ya que permite a los diseñadores y los que consiguen desarrollar el prototipo, compartir ideas y encontrar soluciones efectivas a nivel de diseño e interactividad. Además, los creadores del diseño industrial pueden ver sus ideas en prototipos.

¿Por qué el prototipo es un elemento imprescindible en el registro del diseño industrial?

Muchos consideran que lo más sencillo sería eliminar la fase del prototipo, para así ahorrar tiempo pero la realidad es que este elemento es imprescindible para los diseños industriales.

Es por eso, que vamos a detallar las razones por las cuales el prototipo es crucial en el registro del diseño industrial. Porque es la forma en que se prueban los diseños de manera interactiva, ya que es una característica o en todo el diseño. Estas son las razones por las cuales el prototipo es un elemento imprescindible en los diseños industriales.

  • Mejora la comunicación. Si la fase del prototipo se realiza mediante un equipo de trabajo, esto consigue que con ellos se cree un diálogo y una solución de problemas de modo creativo.
  • Puedes verificar resultados. Cuando se realiza un diseño industrial se realiza previamente un boceto y después el prototipo. En el momento de realizar el prototipo es cuando puedes verificar los resultados. Es decir, que aquello planteado es realmente lo que se realizará.
  • Utilidad en las pruebas de uso. Una vez realizado el prototipo es importante encontrar los problemas y solucionarios a tiempo. Consiguiendo detectar los errores que en los bocetos no se encontraron.

Por tanto, el registro del diseño industrial es más fácil en cuento a trámites burocráticos si cuentas con expertos registradores como Lidermark, patentes y marcas. La parte más complicada, es aquella que tiene en cuenta la creatividad y los prototipos, es decir los elementos imprescindibles en el registro del diseño industrial.

Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda que tengas, porque para realizar el registro de marcas o bien registrar patentes y diseños industriales debes contar con registradores oficiales. ¡Tu futuro está en juego con estos registros! ¡Confía en expertos como Lidermark, patentes y marcas!