La importancia de determinar con precision total los productos que queremos proteger.

Qué es la sentencia “IP Translator”

Debemos proteger nuestros productos utilizando servicios profesionales para evitar casos como el IP translator

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 19 de junio de 2012, Asunto C-307/10, conocido como ”IP Translator”, supuso un auténtico terremoto tanto para organismos oficiales como para los especialistas y prácticos en propiedad industrial.

Hasta entonces, existía un consenso en el mundo de la propiedad industrial, según el cual, cuando, al solicitar una marca, el agente se limitaba a indicar el enunciado completo de una clase del nomenclátor internacional para el registro de marcas, aprobado por el Arreglo de Niza (por ejemplo, la clase 01, “Productos químicos para la industria, la ciencia y la fotografía, así como para la agricultura, la horticultura y la silvicultura; resinas artificiales en bruto, materias plásticas en bruto; abonos para el suelo; composiciones extintoras; preparaciones para templar y soldar metales; productos químicos para conservar alimentos; materias curtientes; adhesivos (pegamentos) para la industria”), ya quedaban protegidos todos los productos y/o servicios abarcados por dicha clase, aunque no se especificaran de forma explícita. Así, siguiendo con el ejemplo, la simple reproducción de dicho enunciado haría innecesario especificar que se solicitan, por ejemplo, “productos hidrófugos para la albañilería”.

Pero, a partir de esta sentencia, esto ya no es así; las diferentes oficinas de la propiedad industrial europeas fueron realizando sucesivas declaraciones al respecto, todas ellas en el sentido de especificar que, cuando se desee proteger con la marca un determinado producto o servicio, el mismo debe ser indicado de forma expresa y no se puede deducir de la simple reproducción del enunciado de la clase del nomenclátor internacional a la que pertenece. Así, y según el ejemplo anterior, si se desean proteger “productos hidrófugos para la albañilería”, debe señalarse expresamente estos productos, pues la protección de los mismos no se deduce del hecho que se haya señalado el enunciado de la clase 01 al completo. Y si lo que se desea es proteger la totalidad de los productos comprendidos en la clase 01, pues hay que hacer un listado que comprenda todos y cada uno de ellos.

Cuáles han sidos las consecuencias de la sentencia “IP Translator”.

En el mismo sentido, las diferentes oficinas han suprimido de los enunciados de varias de las clases del nomenclátor internacional algunas expresiones que se consideraban demasiado vagas e imprecisas según los nuevos criterios marcados por esta sentencia; así, ya no se pueden incluir expresiones tan tradicionales en las solicitudes de marca como “otros productos de…. no comprendidos en otras clases”.

Por qué contar con un agente de la propiedad industrial para proteger una marca.

Estos cambios, refuerzan más la necesidad y el papel de contar con LIDERMARK para la preparación y presentación de las solicitudes de marcas. LIDERMARK ayuda a que la determinación de los productos y/o servicios que se desean proteger sea la más correcta y adecuada de acuerdo con las necesidades reales del solicitante, lo cual tendrá una importancia esencial durante toda la vigencia de la marca (que, recordemos, si se renueva dentro de los plazos legales, puede ser indefinida), especialmente a la hora de protegerla frente a posibles registros similares o infracciones que puedan darse en la práctica.

Para no tener problemas con el  registro de tu marca no dudes en ponerte en contacto con nosotros y rellenar nuestro formulario y tendrás una respuesta en menos de 24 horas laborables para estar más tranquilo. TAmbién puedes consultar el precio de registrar una marca o logo. Te esperamos